Neapolitan Mousse Cake

Este mes en el desafío en la cocina, nos tocaba receta dulce y la encargada de decidirla a sido Carol de “Tomillo, laurel y otras cosas de comer” Teníamos que hacer un postre neapolitan. Es un postre basado en el helado Napolitano, de fresa, chocolate y vainilla. Así que lo que teníamos que hacer es un postre con esos sabores y colores. El mío es una base de bizcocho de chocolate, una tarta fría de queso y vainilla y una mousse de fresa.. Que deciros, queda una tarta súper ligera y súper buena…

Ingredientes para plancha de chocolate:

120g de yemas (unos 6 huevos grandes)

240g de claras (unos 6 huevos grandes)

150g de harina

20g de cacao en polvo

180g de azúcar

Ingredientes para el almíbar de vainilla:

70m de agua

50g de azúcar

Una cucharada de ron

Extracto de vainilla

Ingredientes para la capa de vainilla:

300g de queso de untar

200ml de nata

50 ml de leche

50ml de leche

40g de azúcar + 20g de azúcar glas

3 hojas de gelatina neutra

Colorante amarillo

Ingredientes para la mousse de fresa:

250g de fresas

Zumo de medio limón

200ml de nata

100g de azúcar + 20g de azúcar glas

20g de gelatina de fresa en polvo

Colorante de rojo

Pizca de sal

Ingredientes para los adornos:

Chocolate cobertura

3 Fresas

Preparación del bizcocho:

En un bol, batimos las yemas ligeramente con un tenedor. Montamos las claras a punto de nieve. Cuando las claras estén bastantes montadas, echamos el azúcar poco a poco, para obtener un punto de nieve consistente. Incorporamos las yemas delicadamente. Mezclamos con suavidad y con una espátula, incorporamos la mezcla de harina y cacao, tamizados. Mezclamos bien todos los ingredientes. Cubrimos una bandeja de horno con papel sulfurizado. Vertemos la masa por encima y alisamos con una espátula, (nos da para dos placas de 40 x 30cm). Horneamos unos 10 minutos en horno precalentado a 180ºC.

Preparación del almíbar:

Ponemos al fuego en un cazo, el agua, el azúcar, y la vainilla. Cuándo empiece a hervir retiramos del fuego y añadimos el ron.

Preparación de la capa de vainilla:

Hidratamos la gelatina en agua fría. Ponemos a calentar la leche con la vainilla. Disolvemos la gelatina en la leche. En el vaso de la batidora, batimos el queso, el azúcar, el colorante y un poquito de extracto de vainilla. Montamos la nata con el azúcar glas, un poco y se la añadimos. Cuando tengamos la gelatina bien disuelta se la añadimos a la mezcla; batimos bien hasta que esté todo bien integrado.

Preparación de la mousse de fresa:

En un cazo ponemos al fuego, las fresas, el azúcar, y el limón. Dejamos hervir unos 10 minutos. Añadimos la gelatina de fresa, (la podemos hidratar en un poquito de agua). Batimos y si queremos podemos pasarla por el chino, para quitarle todas las pepitas. La dejamos que se temple un poco. Montamos la nata con el azúcar glas. Añadimos a las fresas. Ahora montamos las claras a punto de nieve y se la incorporamos también. Si queremos que tenga un poco más de color ponemos un poco de colorante rojo.

Montaje de la Neapolitan Mousse Cake:

Cortamos dos planchas de bizcocho de chocolate, de las medidas que queramos.

Ponemos una, mojamos con el almíbar. Encima va la capa de vainilla. Dejamos que se cuaje un par de horas en la nevera. La siguiente capa es la mousse de fresa. La volvemos a dejar cuajar en la nevera. Ponemos la otra plancha de bizcocho, con almíbar. Derretir un poco de chocolate de cobertura, y ponemos unas fresas para darle el toque final.

Nota: La receta de la plancha del bizcocho de chocolate es del libro de Chirstphe Feldel “Repostería”

Si quieres ver las recetas de mis otros compañeros del desafío, visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA

 

Share

Perronillas de Salamanca

Las perronillas son unas pastas típicas de Salamanca. Su textura es quebradiza, su sabor es buenísimo. Ideales para acompañar al café de las tardes de invierno. 

 

Ingredientes:

500 g de harina

1 huevo,2 yemas (2claras para pincelar)

50 g de almendra molida

125 ml de manteca de cerdo

125 ml de aceite de oliva

150g de azúcar

2 cucharas de miel

1 cucharada de azúcar avainillado

Aguardiente

Ralladura y zumo de medio limón

Pizca de sal

Almendras enteras

 Preparación:

Derretimos la manteca de cerdo con la ralladura de limón, en el microondas. En un bol batimos el huevo y las 2 yemas con el azúcar; añadimos la manteca, el aceite, el aguardiente y el zumo de limón. Mezclamos la harina con la almendra molida poco a poco, vamos amasando hasta que nos quede una masa manejable y no se pegue a las manos. Se van cogiendo trozos de la masa y hacemos unas bolas que se aplastan un poquito para darle la forma, con el dedo hacemos un hueco. Las colocamos en una bandeja de horno. Las pincelamos con las claras que tendremos batidas a punto de nieve y le ponemos una almendra a cada una. Metemos en el horno que tendremos precalentado a 190º unos 15 minutos más o menos, vigilando que no se nos doren de más.

Share

Muffins de pizza

Este mes en el desafío en la cocina nos toca reto salado, y Mari Luz de (Trasteando en mi cocina) ha pensado que unos muffins salados estaría bien. Todo un acierto, porque son fáciles de hacer, están súper buenos y en un momento tienes un aperitivo ideal. Los míos son con sabor a pizza que así le gustan a todo el mundo. El próximo desafío es dulce y le toca a Carol de (Tomillo, laurel y otras cosas de comer)

Ingredientes:

4 huevos

200 g de harina de trigo

1cucharadita de levadura

200 ml de nata

2 cucharadas de tomate frito concentrado

100 g de queso rallado

Una cebolla morada

3 lonchas de bacón

Aceitunas verdes

1 cucharadita de orégano

Semillas de neguilla

Sal y pimienta.

Preparación:

En una sartén con un poquito de aceite, pochamos la cebolla a fuego lento hasta que este blandita. Reservamos. Salteamos el bacón también y ya lo juntamos con la cebolla. En un bol batimos los huevos hasta que blanqueen y doblen su volumen, añadimos la nata, el orégano, las semillas de neguilla, y la harina con la levadura, sal y la pimienta, batimos hasta mezclar todo muy bien. Ahora separamos un cuarto de la masa a la que le añadiremos el tomate concentrado. Mezclamos bien. En el resto de la masa pondremos, el bacón, la cebolla, un poco del queso, las aceitunas cortadas en trocitos y mezclamos bien. Repartimos en los moldes, primero una capa con la masa del tomate, encima un poco de queso y por último el resto de la masa. Espolvoreamos con las semillas de neguilla y queso rallado. Metemos en el horno precalentado a 190º unos 15 minutos o hasta que estén doraditos.

 

Si quieres ver las recetas de mis otros compañeros del desafío, visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA

 

Share

Mermelada de higos con balsámico de chocolate

Empezamos temporada nueva en desafío en la cocina y Toñi de ¿Qué se cuece en mi cocina? ha sido la encarda de inaugurar el curso. Como todos los comienzos son un poco malos, ha querido ayudarnos un poco y nos ha propuesto una receta de lo más útil y fácil como son las conservas. En este caso, como el desafío tocaba dulce pues mermeladas o confituras. Yo por estas fechas siempre aprovecho la temporada de frutas de verano para hacer mermeladas para todo el año, así que este año ya tenía bastantes hechas y no sabía por cuál decidirme, pero justo en estos días me hice con un montón de higos y pensando me di cuenta de que tenía un balsámico de chocolate que tenía que probar también. Conclusión: mermelada de higos con balsámico de chocolate, que igual te pega en una tostada dulce como en una tostada con queso…

Ingredientes:

1 ½ kg de higos

200g de azúcar moreno

200g de azúcar blanco

Zumo de medio limón

2 palos de canela

3 cucharadas de balsámico de chocolate

Preparación:

Pelamos los higos (este paso es opcional) y los ponemos en una cazuela con el azúcar y el zumo de limón. Dejamos macerar un par de horas para que vayan soltando todos los jugos. Ponemos al fuego y añadimos los palos de canela y el balsámico de chocolate. Removemos de vez en cuando teniendo cuidado de que no se nos pegue, más o menos media hora. Retiramos los palos de canela. Le pasamos la batidora si la queremos sin trozos. Vertemos en tarros previamente esterilizados. Después, tenemos dos opciones para hacer el vacío: bien poniéndolos bocabajo 24 horas nada más rellenarlos o si no, los ponemos al baño María en una olla a presión unos 15 minutos, yo luego los dejo enfriar en la misma olla.

Si quieres ver las recetas de mis otros compañeros del desafío, visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA

Share

Pastel salado de patatas, cebolla y queso reblochon “Tartiflette”

Desafío de agosto. Los meses de julio y agosto en desafío en la cocina son desafíos opcionales, así tendremos un comodín por si fallamos el resto del año. En agosto nos toca salado, tenemos que escoger una receta ya publicada en el desafío. Yo he hecho un pastel salado de patatas, cebolla y queso. El nombre original de esta receta en francés es Tartiflette porque es una receta francesa. La tartiflette es una receta saboyana, que lleva queso Reblochon, patatas cocidas, cebollas, bacón, crème fraîche, pimienta y se sirve gratinado. Con el queso Reblochon que es el típico para hacerlo, queda un pastel súper cremoso, esta de vicio.

Ingredientes:

1kg de patatas

2 Cebollas

200g de panceta

1 Queso Reblochon

Una tarrina de crème fraîche

Pimienta, sal.

Preparación:

Hervimos en una olla grande las patatas con piel. Cuando las patatas estén cocidas, las pelamos y cortamos en rodajas de 1 cm aproximadamente.

Mientras tanto, cortamos  los 200 g de panceta en dados y salteamos en una sartén. Reservamos. Cortamos también las cebollas en tiras y las salteamos.  Juntamos con la panceta. En una fuente para horno, ponemos una capa de patatas, otra de cebolla y panceta, unas cucharadas de crème fraîche, sal pimentamos un poco. Vamos haciendo capas y terminamos con el queso Reblochon cortado horizontalmente por la mitad, lo colocamos cubriendo toda la fuente con la corteza para arriba. Metemos en el horno precalentado a 200ºC. unos 20 minutos o hasta que este doradito.

 

Share

Paris Brest con crema de dulce de leche

Bueno, aquí estamos con el desafío de julio. Los meses de julio y agosto en desafío en la cocina son desafíos opcionales, así tendremos un comodín por si fallamos el resto del año. En agosto nos toca salado, tenemos que escoger una receta ya publicada en el desafío. El año pasado me quede con las ganas de hacer el Paris Brest, así que este año no me iba a quedar con las ganas. El Paris-Brest es una corona de masa choux, y va rellena rellena de crema. Se espolvoreada con almendras fileteadas. Su origen es de Francia. Yo la he rellenado con crema de dulce de leche…

La verdad es lo que me esperaba, queda súper buena.. La repetiremos.

 

Ingredientes para la masa choux:

125g de agua

½ cucharadita de azúcar

¼ de cucharadita de sal

55g de mantequilla

70g de harina tamizada

3 huevos pequeños más uno para el dorado

Ingredientes para el relleno:

350ml de leche

2 yemas de huevo

30g de maizena

75g de azúcar

Extracto de vainilla

3 cucharadas de dulce de leche

100ml de nata

Adorno:

Almendras fileteadas

Azúcar glase

Preparación de la corona:

En un cazo con fondo grueso, vertemos el agua, el azúcar, la sal y la mantequilla en trozos y calentamos a fuego medio. Cuando la mantequilla este completamente fundida, retiramos el cazo del fuego. Vertemos la harina en forma de lluvia, removiendo con una cuchara de palo. Continuamos mezclando hasta que la harina se haya adsorbido por completo. Volvemos a poner al fuego, removiendo durante 30 segundos para desecar la masa. Vertemos la masa en el bol del robot de cocina, incorporamos los huevos uno por uno y hasta que no esté mezclado uno no incorporaremos el otro, batiendo todo. Nos tiene que quedar una masa con una consistencia ni muy blanda ni demasiado dura. Llenamos una manga pastelera con la masa. Sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado, hacemos unas marcas con círculos de unos 15cm. Con la manga pastelera con una boquilla lisa formamos los círculos de masa siguiendo las marcas. Pincelamos con huevo batido y espolvoreamos con las almendras fileteadas. Horneamos en el horno precalentado a 180º durante 25 minutos. (es importante no abrir el horno durante los 25minutos). Dejar enfriar sobre una rejilla.

Mientras hacemos la crema de dulce de leche.

Ponemos en un cazo la leche (reservamos un poco de leche) con el extracto de vainilla. Dejamos que hierva. Mientras en un bol, ponemos las yemas, el azúcar, la mizena, y la leche que teníamos reservada. Removemos bien hasta que no queden grumos. Colamos la leche encima, sin dejar de remover; ponemos otra vez al fuego hasta que espese. Retiramos del fuego. Taparemos con film transparente y dejamos hasta entibiar. Cuando este fría, agregamos el dulce de leche mezclamos bien. Montamos la nata y la incorporamos batiendo con las varillas eléctricas. Ponemos en una manga pastelera y reservamos en la nevera hasta el momento de rellenar.

Montaje del Paris Brest:

Cortamos el Paris Brest por la mitad con un cuchillo de sierra. Rellenamos con la crema de dulce de leche. Espolvoreamos con el azúcar glase.

NOTA:

La receta de la masa es del libro Repostería de Christophe Felder

Share

Tarta Provenzal

Esta receta me la traje el año pasado de Francia. Fuimos a cenar a casa de unos amigos y fue nuestra cena, me encanto. Pregunté y era muy fácil de hacer, así que me traje la receta para España. Ellos no le ponían  jamón de york ni mozzarella.. Y como veréis se hace en un rato.. El hojaldre y la tapenade se pueden tener comprados y esta lista en un rato.

 Ingredientes:

Una lámina de hojaldre

Tapenade

2 Tomates

Jamón de york

Queso rallado

Mozzarella

Hiervas provenzales

Orégano

Ingredientes del tapenade:

150g de aceitunas negras

2 Filetes de anchoa

1 Diente de ajo

1 cucharada de piñones tostados

½ cucharada de alcaparras

Pimienta

100ml de aceite de oliva

Tomillo

Orégano

Preparación del tapenade:

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora, y batimos hasta tener una pasta.

Preparación de la tarta:

Colocamos la plancha de hojaldre en un molde. Extendemos la tapenade por toda la tarta (una capa fina). Encima el jamón de york cortado en lonchas, los tomates y la mozarela. Espolvoreamos las hierbas provenzales, el orégano y el queso rallado. Horneamos en horno precalentado a 190ºC. unos 40 minutos.

Share

Tarta de manzana y melocotón

Esta tarta de manzana es la clásica que le hemos cambiado algunas cosas,  la receta original no lleva masa quebrada  nata ni  especias, bueno, ni los melocotones. Así que es tarta de manzana a mi manera.

Ingredientes para masa quebrada:

250g de harina de repostería.

125g de mantequilla ablandada

Una cucharadita de sal

2 cucharaditas de azúcar

1 huevo

40 ml de agua fría

Ingredientes para tarta:

Masa quebrada

4 manzanas más otras dos para decorar

3 melocotones más otros dos para decorar

1 huevo

Una taza de nata

½ taza de leche

Una taza de harina

Una pizca de especias para tarta de manzana

Una taza de azúcar

Azúcar moreno para decorar

Mermelada para dar brillo

 

Preparación de la masa quebrada:

Ponemos la harina sobre la superficie de trabajo y hacemos un volcán. Ponemos en su interior la mantequilla, el huevo, la sal, y el azúcar. Mezclamos todos los ingredientes con los dedos y vamos incorporando, poco a poco la harina. Mezclamos hasta que todos los ingredientes estén amalgamados y la masa tenga una textura ligeramente arenosa. Añadimos el agua fría. Amasamos 3 veces para que la masa quede homogénea. Formamos una bola, envolvemos en papel film y dejamos reposar en la nevera un par de horas.

Preparación de la tarta:

Estiramos la masa con el rodillo. Colocamos en el molde. Reservamos en la nevera mientras hacemos la masa. En el vaso de la batidora ponemos, las manzanas en trozos, la nata, la leche, el huevo, el azúcar, las especias y la harina. Batimos bien. Los melocotones los cortamos en trocitos y se los añadimos a la mezcla. Vertemos en el molde, cortamos las manzanas y los melocotones en gajos. Los colocamos por encima, espolvoreamos con azúcar moreno. Pulverizamos con unas gotas de agua. Horneamos en horno precalentado a 180ºC. unos 50 minutos. Pincelamos con mermelada para darle brillo.

 

Nota: Receta de la masa quebrada es de del libro Huevos de Michel Roux

Share