Desafío de agosto. Los meses de julio y agosto en desafío en la cocina son desafíos opcionales, así tendremos un comodín por si fallamos el resto del año. En agosto nos toca salado, tenemos que escoger una receta ya publicada en el desafío. Yo he hecho un pastel salado de patatas, cebolla y queso. El nombre original de esta receta en francés es Tartiflette porque es una receta francesa. La tartiflette es una receta saboyana, que lleva queso Reblochon, patatas cocidas, cebollas, bacón, crème fraîche, pimienta y se sirve gratinado. Con el queso Reblochon que es el típico para hacerlo, queda un pastel súper cremoso, esta de vicio.

Ingredientes:

1kg de patatas

2 Cebollas

200g de panceta

1 Queso Reblochon

Una tarrina de crème fraîche

Pimienta, sal.

Preparación:

Hervimos en una olla grande las patatas con piel. Cuando las patatas estén cocidas, las pelamos y cortamos en rodajas de 1 cm aproximadamente.

Mientras tanto, cortamos  los 200 g de panceta en dados y salteamos en una sartén. Reservamos. Cortamos también las cebollas en tiras y las salteamos.  Juntamos con la panceta. En una fuente para horno, ponemos una capa de patatas, otra de cebolla y panceta, unas cucharadas de crème fraîche, sal pimentamos un poco. Vamos haciendo capas y terminamos con el queso Reblochon cortado horizontalmente por la mitad, lo colocamos cubriendo toda la fuente con la corteza para arriba. Metemos en el horno precalentado a 200ºC. unos 20 minutos o hasta que este doradito.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *