Souffle de queso y bacon

 

 

Otro mes más, venimos con el desafío en la cocina, este mes le tocaba decidir la receta a nuestra boss Rocío de Chimes y Cacharros. Y nos ha propuesto un desafío muy fácil y súper bueno: Soufflé salado. La preparación, que consiste básicamente en una mezcla de salsa blanca, yemas de huevo y diversos ingredientes a la que se incorporan claras de huevo a punto de nieve y que se cuece a horno medio hasta que la masa triplica su volumen inicial, debe servirse en el mismo momento en que se retira del horno. Yo lo he hecho de queso y queda súper ligero y muy esponjoso. Mi receta es una adaptación de una que me mandaron desde Francia.

Ingredientes:

30g de mantequilla

30g de harina

300g de leche

Sal, pimienta, nuez moscada y una pizca de ras hanout

3 lonchas de bacon

Piñones

4 huevos

100g de queso gruyère

25 de queso parmesano

Preparación :

En una sartén salteamos el bacon, cortado en trocitos y los piñones. Reservamos.

En un cazo ponemos la mantequilla derretimos y añadimos la harina. Sazonamos con la sal, pimienta, nuez moscada y el ras hanout.. Removemos bien hasta que se que el harina se haga. Vertemos la leche que tendremos templada, sin dejar de remover hasta que tengamos la bechamel. Retiramos del fuego y le añadimos el queso gruyère. Integramos en la masa. Vertemos en un bol. Añadimos el bacon y los piñones. Separamos las yemas de las claras. Vamos integrando las yemas poco a poco. Las claras las montamos a punto de nieve. Y se las incorporamos con movimientos envolventes con cuidado.

Vertemos en los moldes que tendremos enmantecados y con un poco de parmesano. Casi hasta el borde espolvoreamos con parmesano… Metemos en el horno precalentado a 190º.C unos 20 minutos.

Si quieres ver las recetas de mis otros compañeros del desafío, visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA