Pastel salado de patatas, cebolla y queso reblochon “Tartiflette”

Desafío de agosto. Los meses de julio y agosto en desafío en la cocina son desafíos opcionales, así tendremos un comodín por si fallamos el resto del año. En agosto nos toca salado, tenemos que escoger una receta ya publicada en el desafío. Yo he hecho un pastel salado de patatas, cebolla y queso. El nombre original de esta receta en francés es Tartiflette porque es una receta francesa. La tartiflette es una receta saboyana, que lleva queso Reblochon, patatas cocidas, cebollas, bacón, crème fraîche, pimienta y se sirve gratinado. Con el queso Reblochon que es el típico para hacerlo, queda un pastel súper cremoso, esta de vicio.

Ingredientes:

1kg de patatas

2 Cebollas

200g de panceta

1 Queso Reblochon

Una tarrina de crème fraîche

Pimienta, sal.

Preparación:

Hervimos en una olla grande las patatas con piel. Cuando las patatas estén cocidas, las pelamos y cortamos en rodajas de 1 cm aproximadamente.

Mientras tanto, cortamos  los 200 g de panceta en dados y salteamos en una sartén. Reservamos. Cortamos también las cebollas en tiras y las salteamos.  Juntamos con la panceta. En una fuente para horno, ponemos una capa de patatas, otra de cebolla y panceta, unas cucharadas de crème fraîche, sal pimentamos un poco. Vamos haciendo capas y terminamos con el queso Reblochon cortado horizontalmente por la mitad, lo colocamos cubriendo toda la fuente con la corteza para arriba. Metemos en el horno precalentado a 200ºC. unos 20 minutos o hasta que este doradito.

 

Share

Souffle de queso y bacon

 

 

Otro mes más, venimos con el desafío en la cocina, este mes le tocaba decidir la receta a nuestra boss Rocío de Chimes y Cacharros. Y nos ha propuesto un desafío muy fácil y súper bueno: Soufflé salado. La preparación, que consiste básicamente en una mezcla de salsa blanca, yemas de huevo y diversos ingredientes a la que se incorporan claras de huevo a punto de nieve y que se cuece a horno medio hasta que la masa triplica su volumen inicial, debe servirse en el mismo momento en que se retira del horno. Yo lo he hecho de queso y queda súper ligero y muy esponjoso. Mi receta es una adaptación de una que me mandaron desde Francia.

Ingredientes:

30g de mantequilla

30g de harina

300g de leche

Sal, pimienta, nuez moscada y una pizca de ras hanout

3 lonchas de bacon

Piñones

4 huevos

100g de queso gruyère

25 de queso parmesano

Preparación :

En una sartén salteamos el bacon, cortado en trocitos y los piñones. Reservamos.

En un cazo ponemos la mantequilla derretimos y añadimos la harina. Sazonamos con la sal, pimienta, nuez moscada y el ras hanout.. Removemos bien hasta que se que el harina se haga. Vertemos la leche que tendremos templada, sin dejar de remover hasta que tengamos la bechamel. Retiramos del fuego y le añadimos el queso gruyère. Integramos en la masa. Vertemos en un bol. Añadimos el bacon y los piñones. Separamos las yemas de las claras. Vamos integrando las yemas poco a poco. Las claras las montamos a punto de nieve. Y se las incorporamos con movimientos envolventes con cuidado.

Vertemos en los moldes que tendremos enmantecados y con un poco de parmesano. Casi hasta el borde espolvoreamos con parmesano… Metemos en el horno precalentado a 190º.C unos 20 minutos.

Si quieres ver las recetas de mis otros compañeros del desafío, visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA

Share