Coctel Bronx

 

 

Este mes, estamos de celebración en el desafío en la cocina. Celebramos las bodas de oro, ya van 50 desafíos hechos. Así que para la celebración han decidido nuestras boss: Carol de Tomillo y laurel y otras cosas de comer, M. Luz de Trasteando en mi cocina, Rocío de Chismes y cacharros, Mila y Nina, de La cocina de Camilni y Toñi de ¿Qué se cuece en mi cocina?. que un cóctel o un licor era lo suyo para celebrarlo…Yo me he decidido por un cóctel y he preparado “Cóctel Bronx” que es un combinado de ginebra, vermut y zumo de naranja; son tres ingredientes que me gustaban. Es un aperitivo y es perfecto para una ocasión especial. Se hace en un momento y si tienes invitados, los sorprenderás…

Brindemos porque sean un montón de desafíos más.

Ingredientes:

50cl de Ginebra

15cl de Vermut Seco

15cl de Vermout Rojo

30cl de zumo de naranja

Rodajas de naranja

Cerezas

 Preparación:

Echamos hielo en una coctelera, añadimos el vermut seco, vermut rojo, el zumo de naranja y la ginebra. Cerramos la coctelera y agitamos enérgicamente. Servimos en copa de cóctel previamente enfriada. Decoramos con la rodaja de naranja y una cereza.

Si quieres ver las recetas de mis otros compañeros del desafío, visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA

Share

Hueles a poema muerto

21

Hueles a poema muerto
que busca sepultura
en el vacío de los besos no dados.

Hueles a negación,
a lo que pudo ser y no fue,
a querer no es poder,
al adiós de los que no se han saludado.

Hueles a sueños dormidos
de amantes despiertos
que se quisieron sin tan siquiera existir.

Hueles a letras no escritas,
versos no recitados,
cartas no entregadas,
desteñidas en el bolsillo de algún pantalón
que no te pertenece.

Hueles a flores marchitas
del color de la lluvia de verano,
ahogadas en soles
de falsas esperanzas.

Hueles y juegas a no oler,
a esconder tus miradas
cuando son las mías
las que te anhelan
y a manifestar tu ausencia
con sonrisas que colman mis venas
de sangre sin estrenar.

Zoraima Maldonado, “Hueles a poema muerto”

Share

París

IMG_0605

Paris est tout petit
c’est là sa vraie grandeur

Jacques Prévert

Pequeña ante la inmensidad,
la eternidad,
esa historia de amor llamada París.

Aturdida ante sus dedos de fuego y canela,
sus cabellos,
el paso de los años canos;
hasta de sus arrugas de lluvia y penumbra.

Enamorada de la cadena perpetua de su otoño,
de la cadencia, del spleen
de los que la amaron antes que yo,
de la capa de Baudelaire
arrastrando versos y flores
por sus calles de gris tornasoladas.

De la ciudad que se traga mis palabras
y hace con ellas arcos de triunfo de papel.

De la ciudad de silencios ausente.

Zoraima Maldonado, “París”

Share