Take me to stars.~

DSCF5794 (2)

Llévame hasta las estrellas, hasta la luna para poder ver la vía láctea reflejada en el fondo de tus pupilas y que tu sonrisa ilumine su lado oscuro. Hasta la cima de tus pestañas para retorcerme junto a ellas cuando emerjan una vez más de entre mis líneas. Hasta llegar a hundirnos en lo más profundo del océano de unos ojos que no son los nuestros para apreciar otros cielos más azules, más libres…
Escaparme contigo lejos, muy lejos. Hasta el asfalto mojado que recubre la infinidad de la nada para verme allí contigo. Hasta uno de los amaneceres más bellos para sentir el despertar de tus ojeras cerca…
Marcharnos lejos, hasta perdernos entre el eco de los adioses no pronunciados. Hasta caernos del vértigo por dejarnos llevar por el olvido del color de un beso de buenas noches.
Llegar hasta allí donde podamos hacerle cosquillas al camino que seguimos para que nos devuelva unas (son)risas y nos dé fuerzas para continuar unos pasos más.
¿O qué más da? Hasta donde sea, si son tus huellas las que guían a las mías podría aguantar hasta en el mismo infierno, que allí por lo menos hace calor a cada instante. Se trata de sacar siempre la esencia, lo bueno. Se trata de saber que eres feliz no de creer serlo en cualquier lugar, en cualquier parte.~

{AlmostÉlah}

Share

Naufragando entre párrafos

 

3

 

Entre segundos hechos puntos finales. Entre letras hechas suspiros de vidas ajenas. Entre frases que son más que una vida entera. Entre los versos líricos, folios que, gota a gota, pierden tinta.

Páginas en blanco que consumen mis sentidos arrugando mi alma.  Travesías que cruzan los límites de miles de estrofas y bordean las aguas de tinta salada.

Son algo más que espacios entre puntos y comas, es la prestancia la que, disfrazada de soneto raro para no infundir sospechas, navega, a veces, entre las emociones de otros.

Es la sombra de cada palabra al amanecer, tras naufragar entre sonrisas, la que protagoniza cada pausa entre puntos finales, la que forma parte de mi silencio hecho el quinto día al despertar.

Y no son más que latidos, entre cientos de espacios, los que dejo aquí plasmados.

 

Share